Armonía floral


——

Terapia Holística

El término holístico viene del griego ὅλος, hólos, que en español significa «total», «todo», «entero». Lo holístico indica que un sistema y sus propiedades se analizan como un todo, de una manera global e integrada. Es una perspectiva que se aplica en diferentes disciplinas como la filosofía, medicina, psicología, etc. Por lo tanto, la Terapia holística es aquella que tiene en cuenta y trata a la persona como un todo. Es decir, considera al ser humano como un sistema integrado por varias dimensiones: mental, emocional, física y espiritual.

Dentro del ámbito de las terapias alternativas, existen distintos tipos de terapias con esta visión holística del ser, una de ellas es la Terapia con esencias Florales, descubierta por el Dr. Edward Bach.

——
Flores de Bach

Un poco de historia

Edward Bach, nació el 24 de septiembre del año 1886, en una localidad a las cercanías de Birmingham, en Inglaterra.  El Dr. Bach sentía una gran admiración y respeto por el medio ambiente, lo que podríamos definir como una especial  empatía  por ésta. No solamente con el medio ambiente, sino también con los suyos. El sufrimiento de los seres humanos, quizás fue lo que le hizo soñar con ser médico, cosa a la que aspiraba desde bien joven. Bach se formó como médico, luego como Bacteriólogo o Patólogo, y termino ingresando y estudiando en la escuela de Homeopatía.
En el año 1930 Bach se traslada a Londres y tal era su convencimiento por los remedios en la naturaleza, que se dice incluso que llegó a quemar sus preparados médicos en su propio laboratorio. Aquí, comenzará la búsqueda por la causa, el origen, de las enfermedades, la cual lo llevó a descubrir las cualidades benéficas de las flores, hasta llegar a lo que se conoce hoy como el Sistema Floral de Bach. Descubrió 38 flores, las cuales dieron paso a una terapia de forma natural, sin efectos secundarios, ni contraindicaciones.

¿Qué es el sistema floral del Dr. Bach? 

Es un sistema basado en 38 esencias florales, las cuales son infusiones naturales extraídas de flores silvestres. Éstas infusiones florales actúan sobre el estado emocional, mental y físico para colaborar con la armonización de los mismos. Éste sistema, está basado en la concepción de que el origen de la enfermedad es un desequilibrio, producto de un conflicto entre la personalidad y alma. Bach postuló la existencia de una polaridad básica entre dos instancias: el alma y la personalidad. El alma es lo permanente, la energía esencial, lo trascendente; la personalidad lo transitorio, lo mortal, el accidente y lo inmanente. El alma es la estructura estructurante de nuestra vida, la guía denuestra evolución. La personalidad es nuestra parte transitoria, la 

encarnadura que nos sirve de sostén material en esta vida. 

Por ello, Bach manifiesta: «el conflicto entre personalidad y alma es la causa de la enfermedad o infelicidad». «El motivo del nacimiento del conflicto es cuando nuestra personalidad se desvía del camino trazado por el alma, o bien por nuestros deseos mundanos, o por la persuación de otros»*

*Extraído del libro "Bach por Bach", Dr. Edward Bach. Ediciones Continente.

¿Cómo funciona el tratamiento con esencias florales?

La acción de las esencias florales comienza desde la superficie, lo consciente, hacia lo más profundo, lo inconsciente. El mecanismo de acción es la vibración de las flores, que actúa sobre las vibraciones del campo energético de la persona. Por ello, se dice que es una terapia energética, ya que las flores actúan transmitiendo sus propiedades a la estructura molecular del agua; es sabido que el agua es un excelente transmisor de energía lo que permite elevar la vibración de nuestro campo magnético. Así, al ingresar a nuestro campo magnético nos permiten tomar mayor consciencia de aquellos estados emocionales negativos y los pensamientos que acompañan, para poder reconocerlos, aceptarlos y predisponerse a cambiarlos.

La Terapia Floral y el Counseling

El Counseling se propone como un espacio para el acompañamiento y asistencia psicológica en distintos momentos vitales, como: cambios, toma de decisiones, crisis, duelo, conflictos en los vínculos, etc.; así como también un espacio para la reflexión, para re-encontrarse con uno mismo y poder desplegar el potencial interior, es decir, para el desarrollo personal. Las esencias florales pueden complementar y acompañar este proceso, que es un camino de autoconocimiento, el cual necesita de paciencia para aceptar los propios ritmos; aceptación de lo que somos en el presente, y amor a sí mismo, para sí poder transitar el recorrido hacia la armonización y transformación del ser.

 

Natalia Persig

Counselor y Terapeuta floral

Seguinos en: